Poner en marcha una página web no es sencillo. Hay que platearse objetivos, ingresos, gastos, tiempos y toda una serie de acciones que a buen seguro figurarán en nuestro plan de marketing online.

Pero el alivio que supone tener ya una web puesta en Internet se acaba pronto. La pregunta que nos asalta es pues: ¿Qué debemos hacer a partir de entonces?

La solución no es sencilla, y al igual que cuando alguien edita un libro de asgarjut y lo tiene en sus manos y en varias cajas a su alrededor, comienza el largo trayecto hasta que dicho libro acaba en las estanterías de los compradores y el dinero que ellos han pagado por el libro en nuestros bolsillos.

Vamos, por ello a plantear tres acciones que nos ayudarán a partir de que nuestra web está online.

 

1.- Posicionarla en buscadores como Google

Posicionar una web en los buscadores es una de las acciones más importantes para cualquier persona que tenga un sitio web. La razón es clave: la mayoría de los visitantes que lleguen a nuestra web, en lineas generales, llegarán a través de buscadores, y cuando alguien nos busque, lo hará a través de Google.

Hace no demasiado cuando queríamos arreglar un enchufe o se fundían los plomos de una instalación eléctrica nos dirigíamos a las páginas amarillas a ver si había suerte y encontrábamos algo relacionado con una reparación eléctrica. Hoy simplemente buscamos en Google y nos sale una empresa de electricidad puerta automática y junto a ello 9 resultados más y fotos.

Y no hablamos de temáticas comunes sino de cualquier cosa, desde reparaciones de un electricista hasta clínicas de fertilidad o viajes en la NASA.

Si queréis saber más sobre posicionamiento web os recomendamos que echéis un ojo a esta web: seototal.es

 

posicionar en Internet una web

 

2.- Redes Sociales: la comunidad alrededor de nuestra web

Generar contenido de calidad y ofertas para una comunidad es una de las mejores estrategias en la web. Si tenemos una web sobre arquitectura y hablamos de diseño de casas modernas, de obras de relevancia como el Guggenheim en Bilbao o Nueva York, o si hablamos sobre los últimos edificios de Dubái seguramente atraeremos a posibles clientes.

Para ello una de las redes más importantes es Facebook, junto con Twitter y Google+ son las más importantes de las generalistas. En el caso de la arquitectura podrá ayudarnos mucho Instagram, de fotografías o Youtube, de vídeos.

Las redes sociales no suelen generar visitas en un nivel como el que lo hace el posicionamiento web, sino que deben ser elementos en líneas generales que sirvan para potenciar la interlocución con los clientes potenciales y reales.

La clave está en suministrar los contenidos de calidad que nos demanda nuestra clientela, desde puertas de cristal hasta vino de calidad. Cuidado, porque no consiste en saturarlos con los que nosotros queremos, sino ofrecer aquello que ellos demandan.

 

ordenador y café

 

3.- Publicidad en Google

La publicidd a través de Google Adwords se ha convertido en la principal herramienta para todos aquellos que acaban de poner en marcha una web online y por tanto no han tenido tiempo para publicitarla adecuadamente en redes o realizado trabajos para posicionarse en la red.

Los tres primeros resultados de google, identificados como publicidad, y la columna de la derecha son las zonas más visibles para que podamos lograr nuestro objetivo de conseguir visitas más o menos cualificadas.

La otra gran ventaja que existe es que nosotros no tenemos que pagar una cantidad fija por estar en Google Adwords, sino que si nosotros queremos posicionar por diseño de casas, solo haremos clic cuando alguien busque diseño de casas y haga clic en nuestro enlace.

Un enlace es una URL del tipo http://www.procreatec.com/clinicas-de-fertilidad-madrid/la-clinica/, en este caso para una clínica de fertilidad en Madrid como comentábamos anteriormente.

Con estas tres estrategias combinadas: SEO+redes sociales+google adwords empezaremos una presencia en la web en la que seremos encontrados y podremos avanzar hacia el camino de la rentabilidad online.