Cuando abordamos la expansión internacional de una empresa es, en líneas generales, porque observamos la posibilidad de generar beneficios.

Con esta premisa podemos enfocar nuevos proyectos hacia mercados emergentes, tipo Brasil, China, India o Rusia, hacia mercados que tienen una demanda del producto o servicio o hacia mercados donde la exportación e importación tiene escasos o nulos aranceles y costos añadidos por lo que la competitividad puede ser más fácil.

Para ello una empresa ha de tener en cuenta una serie de criterios previos a la internacionalización de su actividad, y es aquí donde el marketing online puede ayudarnos significativamente.

 

Bases para el comercio exterior

Una de las principales bases es hacer un Plan de Marketing en el que queden claramente definidos cuáles van a ser el producto, precio, distribución y promoción que vamos a utilizar.

Sin estos puntos esenciales en cualquier proyecto, podemos perdernos en un marasmo de páginas y formularios buracráticos o simplemente, desconocer el horizonte de nuestro proyecto. La internacionalización requiere, si cabe, aún más precisión en las previsiones que hagamos y, dependiendo del producto, contar con todos los requerimientos legales en el país de origen y en el de destino. Siempre es interesante consultar con un abogado para que pueda aconsejarnos.

Un Plan de internacionalización y comercio exterior suele requerir un proceso de consulotría legal que, muchas veces, será clave para entender la legislación internacional y de los países origen y objetivo.

Para ello recomendamos contar con una consultoría jurídica internacional en comercio exterior, existiendo varias en España como Back to Back  http://backtobacklegal.com

 

consultoría comercio internacional

Google ofrece numerosas posibilidades en el campo de la consultoría internacional

 

¿Qué vendemos: Tecnología, PDAs, trigo o carne envasada?

El proceso de internacionalización de una empresa va a depender del tipo de productos que queramos comercializar. Hay empesas especializadas en diferentes áreas, desde tecnología especializada (Ver http://aprimatic.es) hasta lectores de códigos de barras (Ver la empresa Scansys) o trigo.

A partir de aquí conviene también observar las posibilidades de trabajar online u offline.

Es recomendable consultar con una agencia de marketing on line para saber si podemos abordar cierto tipo de mercados y si podemos realizar acciones enfocadas a vender por internet: qué pasos, qué problemas y sobretodo si tenemos o o mercado y la fuerza de la competencia.

La capacidad que tengamos de entender a esos mercados, de ofrecerles productos adecuados a sus necesidades, y en resumen, de lograr ofrecer aquello que se demanda a un precio competitivo, serán las claves para lograr que nuestro negocio se sitúe en el camino hacia la rentabilidad.